El alfa y el omega

alpha-omega-stone-5086787Quiero conectar dos hechos aparentemente distantes que ocurrieron estos días. El primero es global y se refiere a The Pirate Bay, el torrent más eficiente para bajar contenido de la red. Es ilegal, sí; pero su capacidad de revivir tras ataques legales es sorprendente. El segundo hecho tiene que ver con nuestra Argentina cotidiana. Se sancionó la ley de telecomunicaciones llamada Argentina Digital. Es absolutamente legal, pero su capacidad de dañar a la industria de TMT (telecomunicaciones, medios y tecnología) local, de empeorar servicios, subir tarifas y de impedir nuevos jugadores será igualmente sorprendente. Ambos hechos constituyen el Alfa y el Omega.

El mundo “tech” se parece a entidades como Pirate Bay: livianas, replicables, interesantes. Pero como en una novela de Mankell, la policía sueca clausuró el lunes pasado los servers en Estocolmo. Fue noticia en todo el mundo. Centenares de artículos y conjeturas. Un día y medio después, había revivido el contenido en servidores espejos -el de Costa Rica fue el ejemplo más evidente-. Las mejoras en el procesamiento de películas y series, la inteligencia descentralizada y la infinita replicabilidad del contenido a costo casi cero sientan las bases para bajar precios y desanimar la piratería. Mirémoslo de esta forma, “The Pirate Bay” es la versión “beta”, inestable, ilegal pero resiliente de un futuro que llegó para quedarse, en todo el mundo.

La otra cara del fenómeno está lejos de ese mundo: está aquí en nuestra Argentina provinciana. Esta es la pintura: diputados y senadores absolutamente ajenos a la tecnología, votando según la presión del lobbista de turno, apurando un debate que merecía más tiempo. Será el Omega: organismos abarrotados de funcionarios que legalizan a fuerza de coimas y sellos, dependiendo del poder ejecutivo. Burocracia, multas, compartimientos estancos por tecnología, incapacidad de definir interconexión han dado a luz un Joven Frankenstein digital en donde hasta Skype debería pedir permiso, y en donde el individuo puede ser vigilado. Mientras nos preocupamos por controlar, el mundo marcha en la dirección de jugadores ágiles, con millones de transacciones y márgenes más pequeños, que negocian más rápido. Son, finalmente,  jugadores Alfa, que huirán de cualquier cosa que les parezca un Omega.

Publicado en General | Etiquetado , , | 2 comentarios

La selfie está muerta, larga vida a la dronie!

En estos tiempos hay dos tendencias que crecen de modo parejo: el gusto por la tecnología y la necesidad de exhibirse. Al mayor poder de procesamiento de los celulares y uso intensivo de las redes sociales solo se le compara la vanidad de los individuos. Si 2013 fue “el año de la selfie“, y 2014 fue pródigo en “selfie sticks” (esos palitos para sujetar cámaras o celulares, para mejorar la selfie), 2015 mostrará la combinación de drones con selfies en algo que ya tiene nombre: las “dronies”.

La razón? Los drones ya están socialmente aceptados, su vuelo no inquieta tanto como hace un par de años  (a pesar ciertas alarmas en aeropuertos) y su precio ha disminuido mucho. Los videos en turismo, bodas, esquí y carreras náuticas han sido los precursores para la “foto desde arriba”, que pretende congelar lo que hasta ahora fue movimiento puro.

En las maratones es usual fotografiar a los corredores levemente desde abajo para dar un matiz épico al paso del corredor; también añade un buen branding a las marcas de las zapatillas. Ya es un estilo. Me pregunto cómo quedará la popularización del efecto contrario, un dios que nos mira y nos juzga desde las alturas, delatando peladas, arrugas, y miradas que buscan el fotógrafo celestial? Somos lo que comunicamos, escribía yo hace unos días. También somos la manera en que fotografiamos.

Publicado en General | Etiquetado , , | 3 comentarios

El joven Frankenstein digital

jovenfrankenstein

Lo que está sucediendo estos días en la comisión que estudia la nueva ley de telecomunicaciones llamada Argentina Digital recuerda a esas remakes de películas de terror: uno no sabe si reir o asustarse. La imagen es completa si se recuerda al “Joven Frankenstein” de Mel Brooks, donde al “proyecto simple de veinte páginas” del cual se jactaba el secretario de Comunicaciones se van agregando pedazos de otros intereses.

Ayer tuve acceso a los (nuevos) cambios, de la mano de un panel de la conferencia TV Digital donde intervinieron Gerardo Milman y Henoch Aguiar. Hago un resumen rápido de lo que contaron ambos y agrego al final alguna opinión breve, para salir rápidamente a hacer mi aporte sobre OTT en el mismo foro.

  • Según la interpretación puede haber cambiado la prohibición a Telefónica de ofrecer TV satelital. “Si Telefónica corre dos grados un satélite y crea una empresa supuestamente independiente, compite con el Cable de Traslasierra y nadie va a fijarse en la disparidad de fuerzas. Aún no se tiene en cuenta la asimetría entre jugadores, por más que se declame lo contrario.” (Milman).
  • Se habla de convergencia, estamos todos de acuerdo con eso. Pero se insiste en controlar un mismo hecho, el de todas las comunicaciones que pasan por un fibra con datos, con la doble e inútil burocracia de dos órganos de control, el AFSCA y el nuevo AFTIC (“Autoridad Federal de Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones”). Entre ambos sumarían nada menos que 2500 funcionarios. (Aguiar) -
  • Berner (el secretario de comunicaciones) se alejó de la escena, y en cambio es el secretario legal y técnico de la presidencia quien controla lo que ocurre, en rara coincidencia con la definición sobre Telefé y la licitación de licencias 4G. (Milman).
  • “Los clientes son los mismos. Los Operadores son los mismos. Los Proveedores técnicos son los mismos. Qué es lo que hace que en Toulouse por 63 USD una familia tenga acceso a 100Mb de ancho de banda, fijo con llamadas ilimitadas a todo el mundo, dos celulares con llamadas ilimitadas a Europa y 230 canales de TV, mientras que en Argentina pagamos x2 ó x3 eso? Los Reguladores. Ellos son los que marcan la diferencia entre los mercados” (Aguiar).
  • “Con esta ley no hay previsibilidad. Nadie va a querer hacer negocios. Se abandona la idea básica de Interconexión, solo tendrá “derecho de paso” el primero que coloque su señal en el cable bajo el concepto erróneo de “arrendamiento”. El gran perjudicado será, por supuesto, Cablevisión. El Estado es omnipotente, esta ley será tan interventora como la ley del `72 de Lanusse”. (Aguiar).

Agrego por mi parte que hubo avances sobre la Autoridad de Aplicación pero que aún son vagos. “Será un órgano colegiado a integrar por el PEN (Presidente y un Director), tres directores por las minorías del congreso, (…)”. Esto es tan vago como el concepto de “poder significativo de mercado”. En fin, burocracia indefinible para controlar lo que se extingue.

En fin, marchas y contramarchas. El Frankenstein Digital es joven y aún está por recibir varios electroshocks antes de dar sus primeros pasos. Tal vez hasta pueda bailar, como en la película de Mel Brooks.

Publicado en General | Etiquetado , , | Deja un comentario

Aspectos tecnológicos de OTT

Qué es el adaptive bit-rate? Qué es la metadata? Cómo llega una película a un dispositivo nuevo, en qué formatos y con qué calidad?

Todo nuevo desarrollo comercial tiene por detrás un “lado B” oculto que no siempre es tan sencillo o reluciente como se nos presenta al principio. Mi charla en el Foro Digital y de Telecomunicaciones de la semana próxima será sobre estos los aspectos duros de los OTT (“over the top”) de Contenido.

No es tan terrible. Será una mirada de la tecnología desde la perspectiva de quien desarrolla negocios y debe tener en cuenta standards, tiempos y costos. Espero que les guste.

netflix down

Publicado en General | Etiquetado , , , , | 1 comentario

Afuera

Voy a sacar la basura al quemador y sucede lo que tantas veces temí: me quedo afuera del departamento, sin llaves. Es un instante, una mano vacilando con la llave, otra con la bolsa, la mente en alguna iteración perdida, y pasa esto. Miro alrededor. En el edificio de Bernardo de Irigoyen de mi niñez quedarse fuera signfica verse rodeado de toneladas de mármol y metal, tal fue el despropósito de los arquitectos portugueses. Quienes plantaron un edificio de Recoleta en Constitución no tuvieron problemas en despilfarrar en el hall. Me recuesto en la baranda de la escalera y miro fijamente los tres departamentos con sus  rombos de mármol y sus letras indicativas junto a sus correspondientes puertas en un silencio que podría durar años. Toco timbre en lo de Juanita y en lo de Irasusta: previsiblemente, nada. Todo está en silencio, no llega ruido alguno de la calle. Estoy en traje gris y en ojotas, asimétrico en formas pero relativamente a salvo. Asciendo un par de peldaños y me siento a esperar.

Sé bien que nadie llegará hasta las diez de la noche, la hora en del recalentado de la cena. Debo avisar. Aparece un lápiz 2H en un bolsillo y garabateo un mail -pero si todavía no hay mails- y en el bolsillo encuentro mi celular -pero apenas existe Entel-. Recuerdo de memoria las direcciones de mis hermanas y al menos en eso el sueño es de fiar, pues no retengo la de mamá, nunca tuvo mail. Combino esa hoja con el celular y surge un mail posible, un poco como quien duplica carillas con un stencil. En ese momento, a mis espaldas, escucho ruidos.

Una tubería amarilla y varios cables ascienden por las escaleras y el hall está poblado de obreros que escuchan a una especie de jefe que se da aires: pequeño, arrugado, traje pretencioso y peluquín, imparte órdenes. Lo interrumpo, le pregunto qué están haciendo con esas tuberías. “No vió las grietas? Si no hacemos esto se viene todo abajo” me dice. No veo nada raro. El cuento de Gandolfo que leía estos días se ha metido por un resquicio del sueño. De pronto veo que uno de los obreros ya está dentro de mi propio departamento, le pido permiso para entrar y me odio un poco por mi exceso de buenos modos. Me llega la seguridad del olor familiar del piso de madera.

Despierto y advierto que esa es la forma más eficaz de haber regresado a mi propio departamento. Tal vez no al mismo edificio, seguramente no a la misma vida, pero funciona. Sobre la mesa de luz me espera el celular y ningún lápiz.

Publicado en General | Etiquetado , | 6 comentarios

Viajes en el tiempo, papers y películas

kip thorne

Un tipo que se llama Kip Thorne se levanta un día con una idea fija. Supongamos que hay agujeros negros, y en sus bordes hay wormholes  (“agujeros de gusano”), se dice. Por qué una civilización superior no los usaría para viajar en el tiempo, como si tal cosa?

Kip escribe el paper y lo mando al Physical Review Letter, una publicación de prestigio. Hay dudas, pero se lo aprueban. Con el tiempo adquiere fama: es capo en Relatividad en el CalTech, se codea con Carl Sagan y Stephen Hawking. Lo suyo es la mezcla de Gravedad y Relatividad. Treinta años después, el mismo Kip le enseña Física a Jessica Chastain (foto) en los rato libres, mientras ayuda a Chris Nolan a hacer una increíble película: “Interstellar”.

La película es genial. La trama pega bandazos desde la historieta espacial al drama apocalíptico, incluye la historía íntima familiar, la oscuridad de la ciencia, abre cajas chinas narratorias a lo “Inception” y nos aturde con la música de Hans Zimmer. Todo por el mismo precio. Interstellar pide que suspendamos toda nuestra incredulidad. Pero toda. A mí me fascinó. Se ve la mano de Kip en la representación gráfica y en el juego de los “supongamos que”, imaginando cómo sería el Universo -y como influiría esto en la trama- si unas cuantas teorías se confirmaran.

Queda la curiosidad. Qué se puede decir, concretamente, sobre los viajes en el tiempo?

  • Las matemáticas funcionan. Un black hole es la solución de una cierta ecuación. Se corresponde con un objeto físico que atrae todo, incluso la luz; el white hole es la solución complementaria de la misma ecuación, y el wormhole es el conducto entre ambos, el pasadizo en 4 dimensiones que conecta dos lugares, en principio alejadísimos.

black hole

  • La dilatación temporal existe, los efectos descriptos en la película también, pero estamos atados al tiempo inicial de creación del wormhole. No es posible girar la palanquita e ir al año deseado, como hacía el viajero del tiempo de H. G. Wells personificado por Rod Taylor (foto inferior) para buscar el destino de la humanidad entre los Morlocks y los Eloi.
  • Hay otra restricción y es la de moverse cerca de la velocidad de la luz al entrar al wormhole. Eso requiere energía casi infinita, pero aceptemos que sea posible.
  • La dilatación del tiempo es algo comprobado pues los satélites que comandan los GPS. Los relojes más lentos de la estación espacial ISS son otra prueba. En ambos casos el giro ocurre a velocidad apreciable. No hay un reloj absoluto, Einstein tenía razón, y estos apartamientos merecen correciones. La gravedad fuerte también influye aquí, eso también es un acierto de la película.
  • Una nave superveloz es, en definitiva, un viaje al futuro: volver a la Tierra en pocos años de la nave son miles de años en la Tierra.  Charlton Heston en el Planeta de los Simios puede atestiguar esto.
  • Que el tiempo sea una dimensión adicional es puro formalismo matemático. Los espacios de Minkowski son matrices de 4 dimensiones. La necesidad de entender nos mueve a agregar al tiempo, y de yapa a la gravedad, como dimensiones cuasi-espaciales. De paso, el concepto de teserract existe y nos permite imaginar cómo serían esos espacios multidimensionales. Nuestra percepción es limitada y admite solo 3 dimensiones; de un modo similar yo no puedo concebir al kirchnerismo.
  • La contracción del espacio existe, pero esto no es aprovechado en la película.
  • Ejemplo: viajar al 90% de la velocidad de la luz significa que la masa de la nave crece unas 7 veces veces, hay una contracción en la longitud por el mismo factor 7, y si pasamos dos años volando, en la Tierra transcurrieron en realidad 14 años: casi un viaje al futuro. Se pueden comprobar estos detalles en este simulador de Relatividad.

Pasan los días. Queda el recuerdo la escena de la delicada Murph, la hija de Cooper, advirtiendo fantasmas en el cuarto de su niñez. Sin spoilers, de todos éste es el mejor truco de la película -ni la ciencia ni las imágenes-. Es una metáfora perfecta del sentimiento paternal con que uno trata de acompañar a los hijos a través de la vida.

Y a la vez con este truco final, Nolan rescata un concepto de Vonnegut, que resumiría en “apreciar la vida en cada uno de sus instantes, y salirse del presente”; de hecho los habitantes de Tralfamadore aconsejan de esta forma a los terrestres en “Slaughterhouse 5″, y eso vuelve de manera espectacular en Interestelar.  Y puedo decirle a Chris que siete años antes yo había escrito sobre estos mismos fantasmas sobrevolando mi cuarto en Bernardo de Irigoyen; puedo sospechar ahora quién era el visitante y sobre qué peligros me advertía.

Publicado en General | Etiquetado , | Deja un comentario

Somos lo que comunicamos

Diapositiva1

Hace unos días estaba en la radio por empezar la columna sobre Tecnología cuando nos pusimos a debatir en off sobre el lenguaje, quien usaba Twitter y los contextos. Todo me recordó a la filmina de la imagen que tendrá unos diez años. No perdió vigencia.

No pretendo teorizar sobre el Paréntesis de Gutenberg. Pero hay tres o cuatro cuestiones claras en cuanto al lenguaje y a la manera de comunicar sobre las que quería volver hace rato. Aquí van:

  • Los antiguos griegos no necesitaban PowerPoint para exponer sus ideas. Lo hacían, al parecer magistralmente, usando recursos de Mayeútica que ahora no están muy en boga. Se ve más standuperos y tedexeros, gente con recursos para pararse frente al público. Mientras funcione el “móvil teatral” de Stalisnavski y quienes tengan la palabra sientan lo que dicen, todo bien. Lo que veo en las empreas: se funde el cañón o se pudre el archivo y la mitad de los oradores se quieren morir. Sacan el papelito del bolsillo a ver cómo se atajan los penales.
  • Los signos de puntuación son algo relativamente nuevo. Antes los monjes leían en voz alta, en “scriptura continua”. Para entenderse había que escuchase. Con los signos de puntuación nació el entendimiento silencioso. Hay que usar bien los signos, pausar el discurso, dar tiempo al escribir y al entender.
  • La forma de expresarnos textual (la cultura de libros) puede haber durado poco. Se dice que ahora la gente se expresa en textos como si estuviera hablando. Esto es justamente el “Paréntesis de Gutenberg” que no es el punto central aquí.  Más claro: en WhatsApp, Skype o Twitter florecen los TKM y los IMHO;  a mí me sigue impresionando un poco, son giros que yo -en mi medievalidad rampante- creo reservados al ámbito oral.
  • Algunos giros del lenguaje, en especial en el ámbito argento-porteño: ya no es sí, es “dale” como eludiendo el compromiso de la afirmación. Las cosas no son, sino que “están”, eso suena a que todo es fugaz, instantáneo y pierde su condición. El fin de semana es “finde”… la lista sería enorme y merece ser hecha.
  • Del lenguaje del “aquí y ahora” de las cavernas pasamos a la posibilidad de enviar mensajes hacia quienes no están “aquí y ahora” en el momento de comunicar. El mensaje pierde el contexto, se multiplica, y necesariamente se simplifica. La pretensión de que mucha gente nos entienda me parece eso: apenas una pretensión.

Qué quiero decir con todo esto? La tentación de la introversión es grande. Lo dice un físico que entró de grande a las empresas y que llegó más de grande al estado free-lance de consultorías, ventas y trainings. Hay que vencer esa tentación de encerrarse a pesar de la variedad del mensaje. Los infinitos formatos, modos y variantes de la comunicación no son excusa para no ser entendido. Más aún, siempre hay un medio más atinado que otro para que el mensaje sea más eficiente; sólo hay que saber elegirlo.

Y algo más. Somos responsables de que se nos entienda, tanto en las relaciones personales como en las profesionales. No se puede alegar torpeza propia en esta cuestión. La decisión encubierta de no comunicar o de comunicar mal significa condenarse a un ostracismo del que no se vuelve con facilidad. No somos lo que creemos ser en nuestra caverna; somos más bien lo que percibe el resto. Somos lo que comunicamos.

Publicado en General | Etiquetado | 4 comentarios

Drones: la muerte de la distancia

queen drones

El primer episodio de la cuarta temporada de Homeland se llama “The Queen of Drones”. Allí vemos a una Carrie un poco más “border” que de costumbre, ordenando el bombardeo de una boda paquistaní desde la seguridad de su bunker. La disociación es tal que segundos después de lo que resulta ser una matanza de civiles, se festeja el cumpleaños de Carrie. En los días siguientes Carrie monitorea mediante drones el sitio del incidente, comprueba la presencia de civiles en el lugar y “mide fuerzas” con quien tendría un rol clave en el futuro, como se advierte en la imagen.

El título del episodio y el caracter femenino y poderoso de Homeland me parece un gran contrapunto a “Game of Thrones”. Allí Danaerys, la poderosa Khalessi, es “madre de dragones”. Controla a sus enemigos de otros reinos simplemente por el respeto que impone la propiedad de dragones, únicos y poderosos. La analogía es perfecta: la ventaja estratégica de ambas “reinas” es la capacidad de hacer daño a distancia.

Como se ha visto en el Inventario de Drones de este blog, los hay de todo tipo y ya han sido imaginados en el sci-fi, desde Stalisnav Lem hasta Philip K Dick. Pero esa capacidad de hacer cosas a distancias (filmar, entregar objetos, monitorear cualquier variable) convierte a los drones en los juguetes de la década por excelencia. No es barato: en Argentina un Parrot de 4 motores cuesta 10 mil pesos, mucho más que un salario promedio. Pero hay variantes: los hay de 4 a 8 motores, soportan unos 2kg de carga, y tiene alcances de hasta 40 minutos. La regulación es cambiante; permite vuelos largos (2 ó 3 km) u operación “a la vista”, puede regir el código de navegación comercial o no, y hasta se exige en países centrales un seguro bastante caro (200 a 1000 USD).

El drone tiene un costado narcisista en bodas, travesías en esquí y navegaciones que se filman desde lo alto. Es la extensión del “selfie” desde las alturas y a toda velocidad. Pero tambíen tiene aplicaciones imprevisibles. Estos días se dieron a conocer pruebas en Delft (Holanda) sobre la entrega de defribiladores via drone ante eventuales ataques del corazón. Se cree que en ciudades pequeñas el objeto puede llegar  en unos dos minutos al sitio de la urgencia. Es en este punto donde cambia el concepto. En vez de “muerte a distancia” como en Homeland o Game of Thrones, surge la posibilidad de hacer desaparecer esas mismas distancias, y salvar vidas.

drone ambulancia

Publicado en General | Etiquetado , , | Deja un comentario

Nueva ley de telecomunicaciones: ganan los abogados

Telecommunication pylon

La nueva ley de telecomunicaciones argentina acaba de surgir por sorpresa, pocos días antes de la licitación 4G. Nótese que en los países centrales estas leyes llevan tiempo: hay que definir bien los actores y los tiempos, evitar obsolescencias tecnológicas, fomentar la competencia y sobre todo dejar claro quién es el árbitro en cuestiones de interconexión.

La buena noticia es que se deja de lado la diferencias entre “Telcos” (empresas de redes telefónicas) y “Cables” (operadores de TV por cable) ya que la tecnología los ha nivelado y en teoría cualquiera de estos actores puede brindar telefonía, Internet o TV. Esto es bueno y teóricamente significa legislar por servicios y no por redes.

La mala noticia que esta nivelación en transporte (que cualquier red sea igual) no tiene su contrapartida en los contenidos. No cualquier red podrá ofrecer cualquier contenido, que sería lo deseable, ya que todo servicio converge en Internet. Por esto se criticaba tanto a la ley de servicios audiovisuales: por qué tanto énfasis en tantas radios o tantas TV por grupo, si no son cuestiones geográficas, y cualquiera de estos servicios serán streamings en Internet. Pero en este punto hay una asimetría manifiesta, y es que las redes telefónicas podrán ofrecer TV, pero los cables -habituales proveedores de TV- no podrán ofrecer telefonía. El gobierno sigue castigando a sus enemigos.

Hay además gran inquietud respecto al unbundling o apertura del “local loop”. Los jugadores  “tradicionales” que han invertido en tener una red propia ahora perderán su ventaja al tener que abrir su red a nuevos jugadores, sin tener claro qué recibirán a cambio o si habrá algún período de transición. No es esta la única preocupación. El Estado puede fijar ahora que cualquier cosa puede ser Servicio Público (esto es, esencial, en todo el país, y por tanto es el Estado quien fijará la tarifa). El riesgo es que Internet y los servicios Móviles caigan en esta categoría, y ocurra que el Estado fije tarifas por debajo del costo, algo que habitualmente cae bien en la población. Esto produce algo casi inmediato:  pérdida de rentabilidad, desinterés del operador, baja de la calidad y desinversión a largo plazo. Esto es lo que ocurre hoy en nuestro país en empresas de Agua y Electricidad. Lo que es fiesta populista a corto plazo, siempre resulta destructivo para la sociedad a largo plazo. Solo que quienes festejaban hace un tiempo las tarifas bajas no suelen poseer buena memoria.

Dónde quedan las amadas OTT entonces? Por ahora, disimuladamente, los Netflix y demás seguirán entrando y haciendo su negocio. No veo que esta ley los modifique. Su negocio es más rentable, atractivo y sin sujeción alguna a la legislación local.

Hay otros temas de importancia. Quién manejará la caja del servicio universal desde ahora? Quien toma las decisiones dentro del Estado y en qué tiempos? Prefiero dejar pasar un tiempo, volver a mis apuntes de “Derecho de las Telecomunicaciones” y ver qué ocurre estos días con la licitación a 4G. En tanto, mi sensación respecto de leyes rápidas y difusas es que los únicos que ganan son los abogados, pues a falta de mejores definiciones estaremos en presencia de una catarata de juicios en el futuro.

Adenda 1: gran definición de Carlos Pagni hoy: “un gobierno que legisla para penalizar (y recaudar) y no para organizar”.

Adenda 2: audio de Alejandro Fargosi, mi profesor en Derecho de las Telecomunicaciones, opinando sobre la nueva ley.

@fargosi – “Ya la ley de medios era un desastre y ahora quieren aprobar esto’

Actualización del 18 de Noviembre de 2014: muchos cambios.

En estos días hubo gran resistencia del Senado ante algunos aspectos de la Ley.

  • DirecTV mantendrá su exclusividad dentro de la TV satelital pues a las Telcos les estará vedado ofrecer este servicio.
  • Se está tratando de definir un mecanismo de gradualidad para que el cambo no sea tan brusco. La gradualidad se medirá de alguna forma (número de clientes o habitantes del área de provisión, en un probable cronograma a 5 años).
  • Se confirmó que desaparecerá el concepto de larga distancia en telefonía de voz, lo cual tiene sentido ya que esto actualemente es un su mayor grado una llamada IP donde no hay gastos de transporte en el sentido antiguo del término.

Son demasiados bandazos de un lado a otro en un juego de enormes presiones a un día de la probable aprobación del proyecto. Qué resultado tendrá esto? Lo del título, habrá inconsistencias y grises, disparidad de jugadores, y enormes oportunidades para los abogados.

Publicado en General | Etiquetado , , | 1 comentario

La verdad sobre el ébola en un gráfico

The MicrobeScope - Information is Beautiful

El gráfico muestra el resultado de un trabajo excelente: tomar ingentes series de datos, hacer datamining, ponderar riesgos, y finalmente lograr la infografía. Es otro hallazgo de  David McCandless y su “Infomation is Beautiful” para The Guardian.

El eje “x” (horizontal) representa cuál es la capacidad de contagio de cada enfermedad. Por eso el vulgar resfrío o la malaria aparece tan a la derecha. El eje “y” vertical evalúa la mortalidad, en donde se destacan el HIV o la rabia, en los casos no tratados a tiempo. El ébola es un caso intermedio: puede ser mortal, pero no es tan contagioso como otros males. Si surgiera algún virus “arriba y a la derecha” del gráfico, estaríamos en problemas:  el escenario sería al menos el de una película de zombies. Pero no parece ser es el caso del ébola, en tanto se tomen las medidas correctivas necesarias.

Analizar la información y saber representarla para traducirla en conocimiento que otros  entiendan puede parecer trivial. Pero no lo es, de allí el valor del trabajo de McCandless, diseñando las infografías, pero también explicando la fuente de cada dato y su tratamiento matemático.

Publicado en General | Etiquetado , | Deja un comentario