Viajes en el tiempo, papers y películas

kip thorne

Un tipo que se llama Kip Thorne se levanta un día con una idea fija. Supongamos que hay agujeros negros, y en sus bordes hay wormholes  (“agujeros de gusano”), se dice. Por qué una civilización superior no los usaría para viajar en el tiempo, como si tal cosa?

Kip escribe el paper y lo mando al Physical Review Letter, una publicación de prestigio. Hay dudas, pero se lo aprueban. Con el tiempo adquiere fama: es capo en Relatividad en el CalTech, se codea con Carl Sagan y Stephen Hawking. Lo suyo es la mezcla de Gravedad y Relatividad. Treinta años después, el mismo Kip le enseña Física a Jessica Chastain (foto) en los rato libres, mientras ayuda a Chris Nolan a hacer una increíble película: “Interstellar”.

La película es genial. La trama pega bandazos desde la historieta espacial al drama apocalíptico, incluye la historía íntima familiar, la oscuridad de la ciencia, abre cajas chinas narratorias a lo “Inception” y nos aturde con la música de Hans Zimmer. Todo por el mismo precio. Interstellar pide que suspendamos toda nuestra incredulidad. Pero toda. A mí me fascinó. Se ve la mano de Kip en la representación gráfica y en el juego de los “supongamos que”, imaginando cómo sería el Universo -y como influiría esto en la trama- si unas cuantas teorías se confirmaran.

Queda la curiosidad. Qué se puede decir, concretamente, sobre los viajes en el tiempo?

  • Las matemáticas funcionan. Un black hole es la solución de una cierta ecuación. Se corresponde con un objeto físico que atrae todo, incluso la luz; el white hole es la solución complementaria de la misma ecuación, y el wormhole es el conducto entre ambos, el pasadizo en 4 dimensiones que conecta dos lugares, en principio alejadísimos.

black hole

  • La dilatación temporal existe, los efectos descriptos en la película también, pero estamos atados al tiempo inicial de creación del wormhole. No es posible girar la palanquita e ir al año deseado, como hacía el viajero del tiempo de H. G. Wells personificado por Rod Taylor (foto inferior) para buscar el destino de la humanidad entre los Morlocks y los Eloi.
  • Hay otra restricción y es la de moverse cerca de la velocidad de la luz al entrar al wormhole. Eso requiere energía casi infinita, pero aceptemos que sea posible.
  • La dilatación del tiempo es algo comprobado pues los satélites que comandan los GPS. Los relojes más lentos de la estación espacial ISS son otra prueba. En ambos casos el giro ocurre a velocidad apreciable. No hay un reloj absoluto, Einstein tenía razón, y estos apartamientos merecen correciones. La gravedad fuerte también influye aquí, eso también es un acierto de la película.
  • Una nave superveloz es, en definitiva, un viaje al futuro: volver a la Tierra en pocos años de la nave son miles de años en la Tierra.  Charlton Heston en el Planeta de los Simios puede atestiguar esto.
  • Que el tiempo sea una dimensión adicional es puro formalismo matemático. Los espacios de Minkowski son matrices de 4 dimensiones. La necesidad de entender nos mueve a agregar al tiempo, y de yapa a la gravedad, como dimensiones cuasi-espaciales. De paso, el concepto de teserract existe y nos permite imaginar cómo serían esos espacios multidimensionales. Nuestra percepción es limitada y admite solo 3 dimensiones; de un modo similar yo no puedo concebir al kirchnerismo.
  • La contracción del espacio existe, pero esto no es aprovechado en la película.
  • Ejemplo: viajar al 90% de la velocidad de la luz significa que la masa de la nave crece unas 7 veces veces, hay una contracción en la longitud por el mismo factor 7, y si pasamos dos años volando, en la Tierra transcurrieron en realidad 14 años: casi un viaje al futuro. Se pueden comprobar estos detalles en este simulador de Relatividad.

Pasan los días. Queda el recuerdo la escena de la delicada Murph, la hija de Cooper, advirtiendo fantasmas en el cuarto de su niñez. Sin spoilers, de todos éste es el mejor truco de la película -ni la ciencia ni las imágenes-. Es una metáfora perfecta del sentimiento paternal con que uno trata de acompañar a los hijos a través de la vida.

Y a la vez con este truco final, Nolan rescata un concepto de Vonnegut, que resumiría en “apreciar la vida en cada uno de sus instantes, y salirse del presente”; de hecho los habitantes de Tralfamadore aconsejan de esta forma a los terrestres en “Slaughterhouse 5″, y eso vuelve de manera espectacular en Interestelar.  Y puedo decirle a Chris que siete años antes yo había escrito sobre estos mismos fantasmas sobrevolando mi cuarto en Bernardo de Irigoyen; puedo sospechar ahora quién era el visitante y sobre qué peligros me advertía.

Publicado en General | Etiquetado , | Deja un comentario

Somos lo que comunicamos

Diapositiva1

Hace unos días estaba en la radio por empezar la columna sobre Tecnología cuando nos pusimos a debatir en off sobre el lenguaje, quien usaba Twitter y los contextos. Todo me recordó a la filmina de la imagen que tendrá unos diez años. No perdió vigencia.

No pretendo teorizar sobre el Paréntesis de Gutenberg. Pero hay tres o cuatro cuestiones claras en cuanto al lenguaje y a la manera de comunicar sobre las que quería volver hace rato. Aquí van:

  • Los antiguos griegos no necesitaban PowerPoint para exponer sus ideas. Lo hacían, al parecer magistralmente, usando recursos de Mayeútica que ahora no están muy en boga. Se ve más standuperos y tedexeros, gente con recursos para pararse frente al público. Mientras funcione el “móvil teatral” de Stalisnavski y quienes tengan la palabra sientan lo que dicen, todo bien. Lo que veo en las empreas: se funde el cañón o se pudre el archivo y la mitad de los oradores se quieren morir. Sacan el papelito del bolsillo a ver cómo se atajan los penales.
  • Los signos de puntuación son algo relativamente nuevo. Antes los monjes leían en voz alta, en “scriptura continua”. Para entenderse había que escuchase. Con los signos de puntuación nació el entendimiento silencioso. Hay que usar bien los signos, pausar el discurso, dar tiempo al escribir y al entender.
  • La forma de expresarnos textual (la cultura de libros) puede haber durado poco. Se dice que ahora la gente se expresa en textos como si estuviera hablando. Esto es justamente el “Paréntesis de Gutenberg” que no es el punto central aquí.  Más claro: en WhatsApp, Skype o Twitter florecen los TKM y los IMHO;  a mí me sigue impresionando un poco, son giros que yo -en mi medievalidad rampante- creo reservados al ámbito oral.
  • Algunos giros del lenguaje, en especial en el ámbito argento-porteño: ya no es sí, es “dale” como eludiendo el compromiso de la afirmación. Las cosas no son, sino que “están”, eso suena a que todo es fugaz, instantáneo y pierde su condición. El fin de semana es “finde”… la lista sería enorme y merece ser hecha.
  • Del lenguaje del “aquí y ahora” de las cavernas pasamos a la posibilidad de enviar mensajes hacia quienes no están “aquí y ahora” en el momento de comunicar. El mensaje pierde el contexto, se multiplica, y necesariamente se simplifica. La pretensión de que mucha gente nos entienda me parece eso: apenas una pretensión.

Qué quiero decir con todo esto? La tentación de la introversión es grande. Lo dice un físico que entró de grande a las empresas y que llegó más de grande al estado free-lance de consultorías, ventas y trainings. Hay que vencer esa tentación de encerrarse a pesar de la variedad del mensaje. Los infinitos formatos, modos y variantes de la comunicación no son excusa para no ser entendido. Más aún, siempre hay un medio más atinado que otro para que el mensaje sea más eficiente; sólo hay que saber elegirlo.

Y algo más. Somos responsables de que se nos entienda, tanto en las relaciones personales como en las profesionales. No se puede alegar torpeza propia en esta cuestión. La decisión encubierta de no comunicar o de comunicar mal significa condenarse a un ostracismo del que no se vuelve con facilidad. No somos lo que creemos ser en nuestra caverna; somos más bien lo que percibe el resto. Somos lo que comunicamos.

Publicado en General | Etiquetado | 4 comentarios

Drones: la muerte de la distancia

queen drones

El primer episodio de la cuarta temporada de Homeland se llama “The Queen of Drones”. Allí vemos a una Carrie un poco más “border” que de costumbre, ordenando el bombardeo de una boda paquistaní desde la seguridad de su bunker. La disociación es tal que segundos después de lo que resulta ser una matanza de civiles, se festeja el cumpleaños de Carrie. En los días siguientes Carrie monitorea mediante drones el sitio del incidente, comprueba la presencia de civiles en el lugar y “mide fuerzas” con quien tendría un rol clave en el futuro, como se advierte en la imagen.

El título del episodio y el caracter femenino y poderoso de Homeland me parece un gran contrapunto a “Game of Thrones”. Allí Danaerys, la poderosa Khalessi, es “madre de dragones”. Controla a sus enemigos de otros reinos simplemente por el respeto que impone la propiedad de dragones, únicos y poderosos. La analogía es perfecta: la ventaja estratégica de ambas “reinas” es la capacidad de hacer daño a distancia.

Como se ha visto en el Inventario de Drones de este blog, los hay de todo tipo y ya han sido imaginados en el sci-fi, desde Stalisnav Lem hasta Philip K Dick. Pero esa capacidad de hacer cosas a distancias (filmar, entregar objetos, monitorear cualquier variable) convierte a los drones en los juguetes de la década por excelencia. No es barato: en Argentina un Parrot de 4 motores cuesta 10 mil pesos, mucho más que un salario promedio. Pero hay variantes: los hay de 4 a 8 motores, soportan unos 2kg de carga, y tiene alcances de hasta 40 minutos. La regulación es cambiante; permite vuelos largos (2 ó 3 km) u operación “a la vista”, puede regir el código de navegación comercial o no, y hasta se exige en países centrales un seguro bastante caro (200 a 1000 USD).

El drone tiene un costado narcisista en bodas, travesías en esquí y navegaciones que se filman desde lo alto. Es la extensión del “selfie” desde las alturas y a toda velocidad. Pero tambíen tiene aplicaciones imprevisibles. Estos días se dieron a conocer pruebas en Delft (Holanda) sobre la entrega de defribiladores via drone ante eventuales ataques del corazón. Se cree que en ciudades pequeñas el objeto puede llegar  en unos dos minutos al sitio de la urgencia. Es en este punto donde cambia el concepto. En vez de “muerte a distancia” como en Homeland o Game of Thrones, surge la posibilidad de hacer desaparecer esas mismas distancias, y salvar vidas.

drone ambulancia

Publicado en General | Etiquetado , , | Deja un comentario

Nueva ley de telecomunicaciones: ganan los abogados

Telecommunication pylon

La nueva ley de telecomunicaciones argentina acaba de surgir por sorpresa, pocos días antes de la licitación 4G. Nótese que en los países centrales estas leyes llevan tiempo: hay que definir bien los actores y los tiempos, evitar obsolescencias tecnológicas, fomentar la competencia y sobre todo dejar claro quién es el árbitro en cuestiones de interconexión.

La buena noticia es que se deja de lado la diferencias entre “Telcos” (empresas de redes telefónicas) y “Cables” (operadores de TV por cable) ya que la tecnología los ha nivelado y en teoría cualquiera de estos actores puede brindar telefonía, Internet o TV. Esto es bueno y teóricamente significa legislar por servicios y no por redes.

La mala noticia que esta nivelación en transporte (que cualquier red sea igual) no tiene su contrapartida en los contenidos. No cualquier red podrá ofrecer cualquier contenido, que sería lo deseable, ya que todo servicio converge en Internet. Por esto se criticaba tanto a la ley de servicios audiovisuales: por qué tanto énfasis en tantas radios o tantas TV por grupo, si no son cuestiones geográficas, y cualquiera de estos servicios serán streamings en Internet. Pero en este punto hay una asimetría manifiesta, y es que las redes telefónicas podrán ofrecer TV, pero los cables -habituales proveedores de TV- no podrán ofrecer telefonía. El gobierno sigue castigando a sus enemigos.

Hay además gran inquietud respecto al unbundling o apertura del “local loop”. Los jugadores  “tradicionales” que han invertido en tener una red propia ahora perderán su ventaja al tener que abrir su red a nuevos jugadores, sin tener claro qué recibirán a cambio o si habrá algún período de transición. No es esta la única preocupación. El Estado puede fijar ahora que cualquier cosa puede ser Servicio Público (esto es, esencial, en todo el país, y por tanto es el Estado quien fijará la tarifa). El riesgo es que Internet y los servicios Móviles caigan en esta categoría, y ocurra que el Estado fije tarifas por debajo del costo, algo que habitualmente cae bien en la población. Esto produce algo casi inmediato:  pérdida de rentabilidad, desinterés del operador, baja de la calidad y desinversión a largo plazo. Esto es lo que ocurre hoy en nuestro país en empresas de Agua y Electricidad. Lo que es fiesta populista a corto plazo, siempre resulta destructivo para la sociedad a largo plazo. Solo que quienes festejaban hace un tiempo las tarifas bajas no suelen poseer buena memoria.

Dónde quedan las amadas OTT entonces? Por ahora, disimuladamente, los Netflix y demás seguirán entrando y haciendo su negocio. No veo que esta ley los modifique. Su negocio es más rentable, atractivo y sin sujeción alguna a la legislación local.

Hay otros temas de importancia. Quién manejará la caja del servicio universal desde ahora? Quien toma las decisiones dentro del Estado y en qué tiempos? Prefiero dejar pasar un tiempo, volver a mis apuntes de “Derecho de las Telecomunicaciones” y ver qué ocurre estos días con la licitación a 4G. En tanto, mi sensación respecto de leyes rápidas y difusas es que los únicos que ganan son los abogados, pues a falta de mejores definiciones estaremos en presencia de una catarata de juicios en el futuro.

Adenda 1: gran definición de Carlos Pagni hoy: “un gobierno que legisla para penalizar (y recaudar) y no para organizar”.

Adenda 2: audio de Alejandro Fargosi, mi profesor en Derecho de las Telecomunicaciones, opinando sobre la nueva ley.

@fargosi – “Ya la ley de medios era un desastre y ahora quieren aprobar esto’

Actualización del 18 de Noviembre de 2014: muchos cambios.

En estos días hubo gran resistencia del Senado ante algunos aspectos de la Ley.

  • DirecTV mantendrá su exclusividad dentro de la TV satelital pues a las Telcos les estará vedado ofrecer este servicio.
  • Se está tratando de definir un mecanismo de gradualidad para que el cambo no sea tan brusco. La gradualidad se medirá de alguna forma (número de clientes o habitantes del área de provisión, en un probable cronograma a 5 años).
  • Se confirmó que desaparecerá el concepto de larga distancia en telefonía de voz, lo cual tiene sentido ya que esto actualemente es un su mayor grado una llamada IP donde no hay gastos de transporte en el sentido antiguo del término.

Son demasiados bandazos de un lado a otro en un juego de enormes presiones a un día de la probable aprobación del proyecto. Qué resultado tendrá esto? Lo del título, habrá inconsistencias y grises, disparidad de jugadores, y enormes oportunidades para los abogados.

Publicado en General | Etiquetado , , | 1 comentario

La verdad sobre el ébola en un gráfico

The MicrobeScope - Information is Beautiful

El gráfico muestra el resultado de un trabajo excelente: tomar ingentes series de datos, hacer datamining, ponderar riesgos, y finalmente lograr la infografía. Es otro hallazgo de  David McCandless y su “Infomation is Beautiful” para The Guardian.

El eje “x” (horizontal) representa cuál es la capacidad de contagio de cada enfermedad. Por eso el vulgar resfrío o la malaria aparece tan a la derecha. El eje “y” vertical evalúa la mortalidad, en donde se destacan el HIV o la rabia, en los casos no tratados a tiempo. El ébola es un caso intermedio: puede ser mortal, pero no es tan contagioso como otros males. Si surgiera algún virus “arriba y a la derecha” del gráfico, estaríamos en problemas:  el escenario sería al menos el de una película de zombies. Pero no parece ser es el caso del ébola, en tanto se tomen las medidas correctivas necesarias.

Analizar la información y saber representarla para traducirla en conocimiento que otros  entiendan puede parecer trivial. Pero no lo es, de allí el valor del trabajo de McCandless, diseñando las infografías, pero también explicando la fuente de cada dato y su tratamiento matemático.

Publicado en General | Etiquetado , | Deja un comentario

La netflixicación de HBO

Ayer sucedieron muchas cosas en el mundo de los contenidos. Mientras HBO confirmaba el rumor de que en 2015 será OTT, Netflix adelantaba que su material futuro será de mayor calidad (4K o “ultraHD”) y que en consecuencia será un poco más caro.

Operadores, Estudios de Contenido y “nuevos players”. Es una danza entre estas tres clases de jugadores. Los Operadores (los viejos cables, las “Telcos” de alambres y las satelitales) tratan de incorporar contenidos que vienen de los Estudios (ya sea los 7  grandes de Hollywood o los Premium, una galaxia de cien pequeñas estrellas). En medio de ambos florecen los nuevos: Netflix y HBO.

Ya se sabe qué es Netflix: ofrece al usuario contenido de tipo librería (mayormente viejo, con muchas series, y un poquitín de producción propia) corotocircuitando toda la cadena de valor, al más puro estilo OTT. Así y todo Netflix es un jugador pequeño en tamaño y no ofrece estreno -aunque dada la perfección de sus movimientos, no se le cuestiona este hecho-.

HBO es un líder del contenido premium que coqueteaba con la idea del OTT hace rato. Está más cerca del arte de la producción. Ahora será realidad su “netflixicación”. Consecuencias?

  • El cliente final encontrará la oferta de HBO en todos lados: en el cable, en la consola, en los Smart TVs, en Apple TV, etc. Pero lo más importante es que podrá ser adquirido por el usuario final como un bloque aislado, en modo suscripción, a un precio X por mes.
  • Sin duda, este hecho le quita valor a la oferta del cable.
  • Este bloque diferenciado (llamémoslo HBO Go) mantendrá todas las gemas actuales (“Game of Thrones”, “True Blood”, “The Sopranos”, etc).
  • Para los agoreros, esto no es la muerte del cable. La impresión general es que la “torta” del entretenimiento se agranda con el OTT. La real preocupación no es el segmento que se da de baja en el cable (“cord cutters”) sino quienes jamás se subirán al mismo, típicamente las generaciones Y y Z  (“cord nevers”), que eligen un buen proveedor de banda ancha y a él le suman con total libertad los OTT que quieren. En el largo plazo los “cord nevers” son la gran preocupación.
  • Por qué HBO decidió esto ahora? En pocas palabras, la oportunidad es mayor ahora generando nuevos ingresos fuera del esquema tradicional que dentro, donde se había alcanzado un techo. Además se prefirió un comunicado de prensa tras la reunión de accionistas para blanquear la situación antes que alentar rumores exagerados.
  • Alguien más replicará esta estrategia? Solo aquellos dueños de un contenido suficientemente bueno, tan seguros de su estrategia de captar nuevos clientes, que se puedan animar a desafiar el status quo.

HBO significa “home box office”, una especie de taquilla hogareña. Veremos en 2015 si hace honor a su nombre,  y genera más ingresos con los nuevos hogares.

Publicado en General | Etiquetado , , , | 2 comentarios

El lado oscuro de Internet

Couple watching television set while their children busy in different activitiesEn su novela “El nombre de la rosa” Umberto Eco describe a un bibliotecario ciego rodeado de anaqueles: una idea borgeana. Como su personaje, en cada visita a bibliotecas ilustres Eco busca incunables y reflexiona, al compararlos con Internet. “Se encuentran ejemplares con más de mil años de antigüedad, y sin embargo nadie es capaz de decirnos cuánto nos va a durar un USB…”.

No es sólo la permanencia lo que le preocupa. Un bibliómano como Eco tiene una una mirada neutra sobre Internet. “Es como la vida, donde te encuentras personas inteligentísimas y cretinas. En Internet está todo el saber, pero también todo su contrario, y esta es la tragedia. Y además si fuese todo el saber, ya sería un exceso de información…”. Alfons Cornella había descripto esto hace 15 años con un feliz neologismo: infoxicación, que consiste en atiborrarse de datos sin llegar a ninguna sabiduría con ello.

Nicholas Carr fue más allá aventurando que Google nos vuelve estúpidos porque los textos largos nos resultan imposibles, o porque tener todo en la Red al alcance del un click hace que no recordemos nada. “The more they use the Web, the more they have to fight to stay focused on long pieces of writing” dice Carr en su excelente artículo de seis páginas que aún no llego a terminar de leer (!?).

Pero si la forma de leer afecta a la manera de pensar, los cambios en la  comunicación (digamos la supremacía de WhatsApp) modulan nuestros sentimientos. Los adolescentes usan el texto como escudo para no tener conversaciones reales y para defender una imagen. Y la necesidad de estar online con todo (en el trabajo, en las noticias, en las relaciones) nos puede ir quemando de poco, en un efecto bien descripto por Linda Stone como “Continuous Partial Attention” o más llanamente CPA. Twitter es la quintaescencia de este fenómeno, sobre todo cuando se lo usa en el celular. Mi sensación es que la tiranía del timeline de Twitter es insoportable y el hartazgo sobreviene de inmediato.

Entonces tenemos red, tenemos Apps, estamos en todos los temas y en todas las pantallas, pero finalmente no estamos en nada. Hace unos años Manuel Castells vino a Buenos Aires y pude preguntarle qué pensaba de todo esto. Me dijo que el lado positivo era que había una mayor creatividad al poder vincular ámbitos distintos. El lado negativo era la ausencia total de compromiso. No debe asombrar: si todo es igualmente inmediato, entonces todo tiene valor cero. Los directores de HHRR conocen esta imposibilidad de lograr compromiso en la generación Y.

En mis trainings sobre cuestiones “duras” la audiencia me va llevando hacia las consecuencias más “humanas”. Cómo se evitan estos “lados B” de Internet, entonces? El antídoto es sencillo: despegarse de la red. Leer un clásico sin apuro en un viejo libro de papel, (“en la tablet te interrumpe el mail, el ebook no se puede prestar” dice el librero Pablo Pazos). Qué mas? Disfrutar de evaluar opciones con tranquilidad durante algo más que un momento. Preguntarse varias veces el por qué de las cosas, concentrarse, escribir. Apagar los celulares, desconectarse. Evitar poner esa mirada abstraída de quien hace que escucha, pero que está innecesariamente atento a la respuesta en un chat. “La gente ya no mira a los ojos”, dijo hace poco Damon Albarn, refiriéndose a los smartphones. Si hace veinte años todo esto era posible, por qué no lo será ahora?

Publicado en General | Etiquetado , , , | 2 comentarios

Video On Demand: una perspectiva de negocios

El VoD (Video on Demand, la oferta de películas y series a través de Operadores) no es solo una extensión del ciclo de vida de las películas, un formato tecnológico, un precio o una forma de hacer negocios entre Operadores y Estudios. Es una mezcla de todas estas visiones, y requiere cierto arte en su concepción comercial, por una sencilla razón: es un concepto reciente. No siempre los proyectos de VoD son un éxito. Se requiere mayor conocimiento para que todo ajuste perfectamente.

Además -y tal vez esto es lo más importante- el VoD cambia la forma en que apreciamos el arte. El cine recoge en el siglo XX la tradición literaria; las series lo hacen hoy, en esta parte inicial del siglo XXI, en la modalidad “binge viewing”. Es otra cosa, pero es tal vez el último bastión del arte. Es libre: no hay publicidad indeseada, no hay horarios, no hay una pantalla definida. Hay compulsión. El impacto cultural que esto causa es enorme, y es el tipo de cuestiones que interesa en este blog.

La charla que se ve más arriba es un resumen de estas “piezas” que deben encajar, y es lo que presentaré hoy en el Foro de Televisión Digital que tiene lugar estos días en Buenos Aires.

Publicado en General | Etiquetado , , | Deja un comentario

Ursula Le Guin, Kimetto y la jerga de los corredores

En la novela de Úrsula Le Guin llamada “El nombre del mundo es Bosque” los terrestres esclavizaban un mundo de homínidos  chiquitos, deforestaban su planeta y acometían una serie de atrocidades. Los esclavos salían corriendo a ejecutar sus tareas bajo el mantra “ya voy, rápido-volando…”. Las imágenes del keniata Kimetto rompiendo bajo la puerta de Brandemburgo el record de las 2 horas 3 minutos me devolvió al recuerdo de ese libro, y a la pregunta acerca de qué tan difícil es bajar las dos horas?

La respuesta está en varios Exceles y libros, pero parece que llegaremos en unos diez años a ese momento donde se alineen los vectores del siguiente modo:

  • Deberá haber un pack de atletas de elite marchando en Berlin o Rotterdam (carreras muy planas) en un día sin viento, con unos diez grados.
  • Todos ellos estarán físicamente en un día excepcional, el día de la carrera de sus vidas.
  • Todos ellos deben estar convencidos de que se puede correr durane dos horas algo por debajo de los 3min/km, pues la última barrera es mental.
  • De este pack, que hará fuerza en conjunto durante unos 35 km, sobresaldrá uno que se despegará del grupo y batirá el record.

Ese día veremos un “1″ en el cartel de las horas, y será un momento emocionante para quienes corremos marathones y sabemos lo difícil que es. Pero qué pasa con quienes ni siquiera imaginan al marathon? A ellos les queda el consuelo de la recursividad o el de la jerga.

Recursividad: visualicemos una pista de atletismo de 400 metros. Supongamos que podemos hacer cada vuelta a la increíble velocidad de 70 segundos. Repitamos esto 110 veces. Voila! Eso es batir un record olímpico de marathon. Los puristas y los físicos me dirán que doblar las curvas requiere un esfuerzo adicional al de correr en rectas. Por supuesto, tienen razón. En todo caso, me cansé de imaginar el ejercicio. Mi “record” en 400m es 88s hace diez años ya, y se trata de una única vuelta!

Para el resto queda el recurso de la jerga. Nada más molesto que el encuentro de dos corredores en una fiesta. Comienzan a hablar de carreras y nadie los entiende. La siguiente es una aproximación a la jerga de corredores para superar este bache cultural entre sedentarios y nómades.

  • LSD: entrenamiento “long slow distance”, corrida larga y lenta -en comparación con el ritmo de carrera- que es esencial para educar al cuerpo a economizar energía y llegar bien en las carreras de 21 y 42 km.
  • Intervalo o repetición: segmentos a alta velocidad en pista, seguidos de trote lento par recuperarse.
  • Fartlek: entrenamiento nórdico que combina estilos, piques, trote suave, curvas, y cuestas, para recuperar y jugar con todas las formas posibles del running.
  • Paso: una cierta velocidad característica. “Voy a 5″ significa que se recorre un kilómetro en 5 minutos. Esto es una velocidad decente, intermedia entre la elite del marathon que va a unos 20 km/h, y los que llegan últimos, que tambalean a 7 km/h.
  • Pacer: corredor que lleva un paso constante, guiando a un grupo hacia un objetivo. Hay pacers para la elite y los hay para carreras multitudinarias, donde corren “sobrando” y muy seguros de sus tiemps.
  • DNF: “did not finish”, una manera elegante de decir que no se pudo terminar una marathon, un oprobio en ciertos ámbitos.
  • PR o PB: “personal record”, mejor marca que hemos hecho para una dada distancia.
  • Carboload: ingesta de pastas en los días anteriores a la carrera. Uno de los momentos más gratos en la vida del corredor, pero que ahora está científicamente en duda.
  • Corredor Chapita: corredor obsesivo para quien la vida es todo eso que ocurre cuando no se está corriendo o planificando una corrida”. En El Km existe un inventario completo sobre este síndrome.
  • Corredor Quemado: no existe la vida más allá del correr. No piensa en otra cosa.
  • RICE: “rest, ice, compression and elevation”, una suma de remedios caseros ante afecciones musculares que evita la ida al médico.
  • Pared (“bonk”) límite de cansancio total y sensaciones negativas que ocurre cuando el cuerpo se queda sin glucosa, usualmente en las cercanías del km30 de una marathon.
  • “Barefoot”: tendencia a correr descalzo. Hecho glam protagonizado en Buenos Aires por un oscuro economista de Di Tella con alguna prensa.

Final del post, “rápido volando”, que se vienen los 42K de Buenos Aires en pocos días.

 

Publicado en General | Etiquetado , | Deja un comentario

Los videos cortos: el nuevo interés de Netflix

Diapositiva1Una visión muy rápida de los últimos cambios en la industria de los medios y de las telecomunicaciones arrojaría el siguiente resultado: todo lo que da ingresos debe ser móvil, todo lo que suena a nuevo se centra en buen contenido.

La siguiente pregunta es: qué hay en la intersección de ambas tendencias? El repentino interés de Netflix acerca de los videos cortos (menores a cinco minutos) se sitúa en ese lugar preciso, tras conocerse el resultado de ciertos tests satisfactorios a usuarios descriptos en un reciente artículo de Gigaom (thx Lili Beriro por la referencia).

Antes de 2012 Hollywood pensaba que un “short form” era apenas la adaptación de un contenido ya producido. El ejemplo clásico era la síntesis de series de los ’70s. Sin embargo las Telcos móviles no estaban interesadas: la “usabilidad” no era buena y el producto parecía viejo.  Pero hubo cambios: entre 2011 y 2012 hubo mejores plataformas de VOD, creció la difusión del concepto VOD en LATAM, y Netflix despegó fuera de Estados Unidos. En 2013 y 2014 proliferaron los esquemas de UGC (contenido generado por el usuario, Vine y similares inundando redes sociales). Ahora la sensación es que el “short form” vuelve gracias a mayores pantallas, mejores baterías y más segmentos de usuarios dispuestos a ver videos en un contexto móvil. Mi opinión personal: el móvil es un “preview” del contenido principal donde la gran pantalla sigue triunfando.

Falta algo: dar equilibrio a la forma de cobrar este servicio. Un modelo “flat” sería perjudicial para la red, y un modelo demasiado agresivo de pago por tiempo espantaría a los usuarios. Veremos qué depara el 2015 en algo que seguramente crecerá: videos de calidad y de corta duración en el móvil.

 

Publicado en General | Etiquetado , , , , | Deja un comentario