La verdad sobre el ébola en un gráfico

The MicrobeScope - Information is Beautiful

El gráfico muestra el resultado de un trabajo excelente: tomar ingentes series de datos, hacer datamining, ponderar riesgos, y finalmente lograr la infografía. Es otro hallazgo de  David McCandless y su “Infomation is Beautiful” para The Guardian.

El eje “x” (horizontal) representa cuál es la capacidad de contagio de cada enfermedad. Por eso el vulgar resfrío o la malaria aparece tan a la derecha. El eje “y” vertical evalúa la mortalidad, en donde se destacan el HIV o la rabia, en los casos no tratados a tiempo. El ébola es un caso intermedio: puede ser mortal, pero no es tan contagioso como otros males. Si surgiera algún virus “arriba y a la derecha” del gráfico, estaríamos en problemas:  el escenario sería al menos el de una película de zombies. Pero no parece ser es el caso del ébola, en tanto se tomen las medidas correctivas necesarias.

Analizar la información y saber representarla para traducirla en conocimiento que otros  entiendan puede parecer trivial. Pero no lo es, de allí el valor del trabajo de McCandless, diseñando las infografías, pero también explicando la fuente de cada dato y su tratamiento matemático.

Publicado en General | Etiquetado , | Deja un comentario

La netflixicación de HBO

Ayer sucedieron muchas cosas en el mundo de los contenidos. Mientras HBO confirmaba el rumor de que en 2015 será OTT, Netflix adelantaba que su material futuro será de mayor calidad (4K o “ultraHD”) y que en consecuencia será un poco más caro.

Operadores, Estudios de Contenido y “nuevos players”. Es una danza entre estas tres clases de jugadores. Los Operadores (los viejos cables, las “Telcos” de alambres y las satelitales) tratan de incorporar contenidos que vienen de los Estudios (ya sea los 7  grandes de Hollywood o los Premium, una galaxia de cien pequeñas estrellas). En medio de ambos florecen los nuevos: Netflix y HBO.

Ya se sabe qué es Netflix: ofrece al usuario contenido de tipo librería (mayormente viejo, con muchas series, y un poquitín de producción propia) corotocircuitando toda la cadena de valor, al más puro estilo OTT. Así y todo Netflix es un jugador pequeño en tamaño y no ofrece estreno -aunque dada la perfección de sus movimientos, no se le cuestiona este hecho-.

HBO es un líder del contenido premium que coqueteaba con la idea del OTT hace rato. Está más cerca del arte de la producción. Ahora será realidad su “netflixicación”. Consecuencias?

  • El cliente final encontrará la oferta de HBO en todos lados: en el cable, en la consola, en los Smart TVs, en Apple TV, etc. Pero lo más importante es que podrá ser adquirido por el usuario final como un bloque aislado, en modo suscripción, a un precio X por mes.
  • Sin duda, este hecho le quita valor a la oferta del cable.
  • Este bloque diferenciado (llamémoslo HBO Go) mantendrá todas las gemas actuales (“Game of Thrones”, “True Blood”, “The Sopranos”, etc).
  • Para los agoreros, esto no es la muerte del cable. La impresión general es que la “torta” del entretenimiento se agranda con el OTT. La real preocupación no es el segmento que se da de baja en el cable (“cord cutters”) sino quienes jamás se subirán al mismo, típicamente las generaciones Y y Z  (“cord nevers”), que eligen un buen proveedor de banda ancha y a él le suman con total libertad los OTT que quieren. En el largo plazo los “cord nevers” son la gran preocupación.
  • Por qué HBO decidió esto ahora? En pocas palabras, la oportunidad es mayor ahora generando nuevos ingresos fuera del esquema tradicional que dentro, donde se había alcanzado un techo. Además se prefirió un comunicado de prensa tras la reunión de accionistas para blanquear la situación antes que alentar rumores exagerados.
  • Alguien más replicará esta estrategia? Solo aquellos dueños de un contenido suficientemente bueno, tan seguros de su estrategia de captar nuevos clientes, que se puedan animar a desafiar el status quo.

HBO significa “home box office”, una especie de taquilla hogareña. Veremos en 2015 si hace honor a su nombre,  y genera más ingresos con los nuevos hogares.

Publicado en General | Etiquetado , , , | 2 comentarios

El lado oscuro de Internet

Couple watching television set while their children busy in different activitiesEn su novela “El nombre de la rosa” Umberto Eco describe a un bibliotecario ciego rodeado de anaqueles: una idea borgeana. Como su personaje, en cada visita a bibliotecas ilustres Eco busca incunables y reflexiona, al compararlos con Internet. “Se encuentran ejemplares con más de mil años de antigüedad, y sin embargo nadie es capaz de decirnos cuánto nos va a durar un USB…”.

No es sólo la permanencia lo que le preocupa. Un bibliómano como Eco tiene una una mirada neutra sobre Internet. “Es como la vida, donde te encuentras personas inteligentísimas y cretinas. En Internet está todo el saber, pero también todo su contrario, y esta es la tragedia. Y además si fuese todo el saber, ya sería un exceso de información…”. Alfons Cornella había descripto esto hace 15 años con un feliz neologismo: infoxicación, que consiste en atiborrarse de datos sin llegar a ninguna sabiduría con ello.

Nicholas Carr fue más allá aventurando que Google nos vuelve estúpidos porque los textos largos nos resultan imposibles, o porque tener todo en la Red al alcance del un click hace que no recordemos nada. “The more they use the Web, the more they have to fight to stay focused on long pieces of writing” dice Carr en su excelente artículo de seis páginas que aún no llego a terminar de leer (!?).

Pero si la forma de leer afecta a la manera de pensar, los cambios en la  comunicación (digamos la supremacía de WhatsApp) modulan nuestros sentimientos. Los adolescentes usan el texto como escudo para no tener conversaciones reales y para defender una imagen. Y la necesidad de estar online con todo (en el trabajo, en las noticias, en las relaciones) nos puede ir quemando de poco, en un efecto bien descripto por Linda Stone como “Continuous Partial Attention” o más llanamente CPA. Twitter es la quintaescencia de este fenómeno, sobre todo cuando se lo usa en el celular. Mi sensación es que la tiranía del timeline de Twitter es insoportable y el hartazgo sobreviene de inmediato.

Entonces tenemos red, tenemos Apps, estamos en todos los temas y en todas las pantallas, pero finalmente no estamos en nada. Hace unos años Manuel Castells vino a Buenos Aires y pude preguntarle qué pensaba de todo esto. Me dijo que el lado positivo era que había una mayor creatividad al poder vincular ámbitos distintos. El lado negativo era la ausencia total de compromiso. No debe asombrar: si todo es igualmente inmediato, entonces todo tiene valor cero. Los directores de HHRR conocen esta imposibilidad de lograr compromiso en la generación Y.

En mis trainings sobre cuestiones “duras” la audiencia me va llevando hacia las consecuencias más “humanas”. Cómo se evitan estos “lados B” de Internet, entonces? El antídoto es sencillo: despegarse de la red. Leer un clásico sin apuro en un viejo libro de papel, (“en la tablet te interrumpe el mail, el ebook no se puede prestar” dice el librero Pablo Pazos). Qué mas? Disfrutar de evaluar opciones con tranquilidad durante algo más que un momento. Preguntarse varias veces el por qué de las cosas, concentrarse, escribir. Apagar los celulares, desconectarse. Evitar poner esa mirada abstraída de quien hace que escucha, pero que está innecesariamente atento a la respuesta en un chat. “La gente ya no mira a los ojos”, dijo hace poco Damon Albarn, refiriéndose a los smartphones. Si hace veinte años todo esto era posible, por qué no lo será ahora?

Publicado en General | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Video On Demand: una perspectiva de negocios

El VoD (Video on Demand, la oferta de películas y series a través de Operadores) no es solo una extensión del ciclo de vida de las películas, un formato tecnológico, un precio o una forma de hacer negocios entre Operadores y Estudios. Es una mezcla de todas estas visiones, y requiere cierto arte en su concepción comercial, por una sencilla razón: es un concepto reciente. No siempre los proyectos de VoD son un éxito. Se requiere mayor conocimiento para que todo ajuste perfectamente.

Además -y tal vez esto es lo más importante- el VoD cambia la forma en que apreciamos el arte. El cine recoge en el siglo XX la tradición literaria; las series lo hacen hoy, en esta parte inicial del siglo XXI, en la modalidad “binge viewing”. Es otra cosa, pero es tal vez el último bastión del arte. Es libre: no hay publicidad indeseada, no hay horarios, no hay una pantalla definida. Hay compulsión. El impacto cultural que esto causa es enorme, y es el tipo de cuestiones que interesa en este blog.

La charla que se ve más arriba es un resumen de estas “piezas” que deben encajar, y es lo que presentaré hoy en el Foro de Televisión Digital que tiene lugar estos días en Buenos Aires.

Publicado en General | Etiquetado , , | Deja un comentario

Ursula Le Guin, Kimetto y la jerga de los corredores

En la novela de Úrsula Le Guin llamada “El nombre del mundo es Bosque” los terrestres esclavizaban un mundo de homínidos  chiquitos, deforestaban su planeta y acometían una serie de atrocidades. Los esclavos salían corriendo a ejecutar sus tareas bajo el mantra “ya voy, rápido-volando…”. Las imágenes del keniata Kimetto rompiendo bajo la puerta de Brandemburgo el record de las 2 horas 3 minutos me devolvió al recuerdo de ese libro, y a la pregunta acerca de qué tan difícil es bajar las dos horas?

La respuesta está en varios Exceles y libros, pero parece que llegaremos en unos diez años a ese momento donde se alineen los vectores del siguiente modo:

  • Deberá haber un pack de atletas de elite marchando en Berlin o Rotterdam (carreras muy planas) en un día sin viento, con unos diez grados.
  • Todos ellos estarán físicamente en un día excepcional, el día de la carrera de sus vidas.
  • Todos ellos deben estar convencidos de que se puede correr durane dos horas algo por debajo de los 3min/km, pues la última barrera es mental.
  • De este pack, que hará fuerza en conjunto durante unos 35 km, sobresaldrá uno que se despegará del grupo y batirá el record.

Ese día veremos un “1″ en el cartel de las horas, y será un momento emocionante para quienes corremos marathones y sabemos lo difícil que es. Pero qué pasa con quienes ni siquiera imaginan al marathon? A ellos les queda el consuelo de la recursividad o el de la jerga.

Recursividad: visualicemos una pista de atletismo de 400 metros. Supongamos que podemos hacer cada vuelta a la increíble velocidad de 70 segundos. Repitamos esto 110 veces. Voila! Eso es batir un record olímpico de marathon. Los puristas y los físicos me dirán que doblar las curvas requiere un esfuerzo adicional al de correr en rectas. Por supuesto, tienen razón. En todo caso, me cansé de imaginar el ejercicio. Mi “record” en 400m es 88s hace diez años ya, y se trata de una única vuelta!

Para el resto queda el recurso de la jerga. Nada más molesto que el encuentro de dos corredores en una fiesta. Comienzan a hablar de carreras y nadie los entiende. La siguiente es una aproximación a la jerga de corredores para superar este bache cultural entre sedentarios y nómades.

  • LSD: entrenamiento “long slow distance”, corrida larga y lenta -en comparación con el ritmo de carrera- que es esencial para educar al cuerpo a economizar energía y llegar bien en las carreras de 21 y 42 km.
  • Intervalo o repetición: segmentos a alta velocidad en pista, seguidos de trote lento par recuperarse.
  • Fartlek: entrenamiento nórdico que combina estilos, piques, trote suave, curvas, y cuestas, para recuperar y jugar con todas las formas posibles del running.
  • Paso: una cierta velocidad característica. “Voy a 5″ significa que se recorre un kilómetro en 5 minutos. Esto es una velocidad decente, intermedia entre la elite del marathon que va a unos 20 km/h, y los que llegan últimos, que tambalean a 7 km/h.
  • Pacer: corredor que lleva un paso constante, guiando a un grupo hacia un objetivo. Hay pacers para la elite y los hay para carreras multitudinarias, donde corren “sobrando” y muy seguros de sus tiemps.
  • DNF: “did not finish”, una manera elegante de decir que no se pudo terminar una marathon, un oprobio en ciertos ámbitos.
  • PR o PB: “personal record”, mejor marca que hemos hecho para una dada distancia.
  • Carboload: ingesta de pastas en los días anteriores a la carrera. Uno de los momentos más gratos en la vida del corredor, pero que ahora está científicamente en duda.
  • Corredor Chapita: corredor obsesivo para quien la vida es todo eso que ocurre cuando no se está corriendo o planificando una corrida”. En El Km existe un inventario completo sobre este síndrome.
  • Corredor Quemado: no existe la vida más allá del correr. No piensa en otra cosa.
  • RICE: “rest, ice, compression and elevation”, una suma de remedios caseros ante afecciones musculares que evita la ida al médico.
  • Pared (“bonk”) límite de cansancio total y sensaciones negativas que ocurre cuando el cuerpo se queda sin glucosa, usualmente en las cercanías del km30 de una marathon.
  • “Barefoot”: tendencia a correr descalzo. Hecho glam protagonizado en Buenos Aires por un oscuro economista de Di Tella con alguna prensa.

Final del post, “rápido volando”, que se vienen los 42K de Buenos Aires en pocos días.

 

Publicado en General | Etiquetado , | Deja un comentario

Los videos cortos: el nuevo interés de Netflix

Diapositiva1Una visión muy rápida de los últimos cambios en la industria de los medios y de las telecomunicaciones arrojaría el siguiente resultado: todo lo que da ingresos debe ser móvil, todo lo que suena a nuevo se centra en buen contenido.

La siguiente pregunta es: qué hay en la intersección de ambas tendencias? El repentino interés de Netflix acerca de los videos cortos (menores a cinco minutos) se sitúa en ese lugar preciso, tras conocerse el resultado de ciertos tests satisfactorios a usuarios descriptos en un reciente artículo de Gigaom (thx Lili Beriro por la referencia).

Antes de 2012 Hollywood pensaba que un “short form” era apenas la adaptación de un contenido ya producido. El ejemplo clásico era la síntesis de series de los ’70s. Sin embargo las Telcos móviles no estaban interesadas: la “usabilidad” no era buena y el producto parecía viejo.  Pero hubo cambios: entre 2011 y 2012 hubo mejores plataformas de VOD, creció la difusión del concepto VOD en LATAM, y Netflix despegó fuera de Estados Unidos. En 2013 y 2014 proliferaron los esquemas de UGC (contenido generado por el usuario, Vine y similares inundando redes sociales). Ahora la sensación es que el “short form” vuelve gracias a mayores pantallas, mejores baterías y más segmentos de usuarios dispuestos a ver videos en un contexto móvil. Mi opinión personal: el móvil es un “preview” del contenido principal donde la gran pantalla sigue triunfando.

Falta algo: dar equilibrio a la forma de cobrar este servicio. Un modelo “flat” sería perjudicial para la red, y un modelo demasiado agresivo de pago por tiempo espantaría a los usuarios. Veremos qué depara el 2015 en algo que seguramente crecerá: videos de calidad y de corta duración en el móvil.

 

Publicado en General | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Muerte en las canchitas de Ocampo

http://menora.org.ar/wp-content/uploads/2013/10/img_3126.jpeg

La noche en el partido de fútbol 5 de Ocampo venía difícil. Los equipos habían sido armados de apuro, y en veinte minutos estábamos perdiendo 4 a 0. Todos los ataques nuestros: palos o rechazos. Todos los ataques de ellos, goles. A veces es así.

Justo después del cuarto gol, desde la cancha de al lado se acercó el arquero a pedir a los gritos un médico. Había alguien tendido en el piso, inmóvil, con un círculo de jugadores alrededor. Entendí que era algo serio y salí corriendo al gimnasio de enfrente. Tal vez allí tuvieran un médico o se pudiera avisar al SAME. Las canchas están encajonadas entre Barrio Parque y las vías del tren: no es un lugar accesible, pero el Fernández tampoco está tan lejos. Pasaron un par de minutos.

Volví a las canchas y estaban tratando de reanimar al accidentado. Seguía el círculo alrededor del hombre, decían que no respiraba. El silencio y la inmovilidad se iba extendiendo al resto de las canchas. Éramos espectadores, como casi siempre somos en la vida. Pero en la cancha más lejana seguía rodando la pelota, como si la onda del mal presagio llegara allí muy atenuada, incapaz de modular comportamientos.

Me quedé un rato sentado en el césped, elongando sobre esas malditas pelotitas de goma que ponen para que no te patines pero que destruyen la ropa: divorcios fundados en objetos que  destrozan lavarropas, males cotidianos, pequeñas miserias. Qué sustancias o qué esfuerzos detienen un corazón y producen un mal irreversible? No lo sabemos. El tipo tirado aún sin respirar era la prueba de ello. Me acerqué a mis amigos, que contra un arco teorizaban en voz baja sobre defribiladores, masajes cardíacos y muertes súbitas en maratones.

Llegó el SAME en diez minutos y se llevaron al tipo. Jugamos un poco más, queríamos pensar que la cosa había tenido arreglo. Pasaron unas horas. Hoy leo en el diario que no fue así, que no hubo arreglo. El tipo se llamaba Horacio Mazza. El WhatsApp del grupo fútbol hizo el resto, la parca pasó de nuevo como mensajitos, renovando entre nosotros ese lazo gregario e inútil de la consolación ante la tragedia ajena. Los “carpe diem” tienen esto: siempre llegan tarde. Ahora llueve. Me quedé pensando que una muerte jugando al fútbol con amigos no es tan mala. A veces es así.

Publicado en General | Deja un comentario

El compositor y su instrumento

Como se ve en este spot de hace pocos meses, el compositor y conductor de orquesta Esa-Pekka Salonen usa un iPad para crear música a cada momento. Su meta es hacer llegar música clásica a una audiencia más vasta. Su método, como se ve, aprovecha los momentos libres y va desde lo más ecléctico (papelitos con ideas) hasta el uso del iPad.

El spot me atrapó por un motivo tal vez secundario. Tendemos a sobrevalorar la “chispa” de creatividad, ese momento incendiario que define la innovación. Cuánto más importante es crear el ambiente para que tal chispa se produzca: y esto a veces sucede mediante un dispositivo, una app o una rutina determinada. A veces la innovación sucede “en los bordes” como dice Joi Ito, de un modo oculto, y no se necesita del glamour musical, el “gadget”, o la escenografía glamorosa que acompaña esta publicidad.

PD gracias Mariano Suarez Battan por el input. Totalmente de acuerdo con la sugerencia de “reemplacemos papelitos por Mural.ly” para brainstorming e investigación. Raro que Esa-Pekka no lo haya tenido en cuenta.

 

 

 

Publicado en General | Etiquetado , | 4 comentarios

Escritura continua, Kate Upton y Jennifer Lawrence

La lectura como acto privado y silencioso es más reciente de lo que pensamos: data del Medioevo. Lo que pemitió esto fueron los signos de puntuación. Antes todo era “scripto continua” y -aunque resulte increíble- lectura en voz alta. Imaginemos que la lectura era un acto público de increíble presión donde el lector memorizaba el texto y era avisado por un instructor sobre dónde convenían las pausas. Pensemos que el sentido sólo podía emerger gracias a una correcta lectura en contados casos. Quienes pusieron orden y permitieron la lectura como acto individual y silencioso fueron unos monjes en Irlanda, guiados por la necesidad de abaratar códices, acelerar réplicas y mantener el sentido en las sucesivas copias. Lo cual nos da una idea de un proceso tecnológico que requería mejoras. Una paradoja: mil años después, las direcciones de Internet -complicadas, apretadas, larguísimas- recogen sin saberlo esta suerte de legado de escritura de corrido.

Tras el escandalete de las fotos de “celebs” como Kate Upton y Jennifer Lawrence se habla de privacidad como algo nuevo, pero qué es? Es el derecho de las personas a ese espacio íntimo y reservado donde no entran ni las instituciones ni otras personas. La privacidad es es el verdadero lujo en la esta época en que es usual compartir en FB el score de Candy Crush con nuestro gerente de HHRR -esto suena raro, pero ocurre-. En el blog hay viejos acercamientos al tema: referencias a PRISM y Snowden, a Danah Boyd y su cruzada por que el individuo sepa configurar con acierto su red social, un intento por entender la identidad aumentada -gran tema, aún en pañales-, y el Big Data de Facebook aplicado a las relaciones de pareja. Pero ahora surgen las fotos en 4Chan, se echa leña al fuego con el deslinde de responsabilidades de Apple, surgen suspicacias. Todo esto alienta una revisión del asunto de la privacidad en los siguientes cuatro ejes.

  • No estoy tan seguro de que el pudor -dentro del contexto más amplio de la privacidad- sea un valor en alza. Las encuestas sugieren que cada vez más se envían fotos de desnudos personales, en particular entre adolescentes, según sugiere un estudio de  The Verge.
  • El hecho de que una foto “hot” esté en un celular sugiere que esta foto ya pertenece a la Nube y que sólo está a un paso de ser pública. Más aún, borrar una foto no garantiza que ya no esté en la Nube.
  • Ni aún los más techies saben configurar perfectamente sus settings de privacidad. El conocimiento está demasiado distribuido: nuevos smartphones, nuevas apps, nuevas redes y nuevos sistemas operativos. Como simples usuarios podemos solo aspirar a mejorar nuestras passwords.
  • Es ridículo suponer que alguien hackeó las fotos y que se jacta de ello, exponiendo su prestigio. Es más sencillo imaginar que acertar el usuario y password de una de estas cuentas de famosos mediante algoritmos de fuerza bruta y algún conocimiento extra que responda las preguntas de seguridad de rigor.

Creo que los aspectos más interesantes de la vida -al menos de su faceta técnica- surgen de la interacción entre la cultura y la tecnología. Que lentamente florezca la lectura en silencio entre monjes o que tengamos acceso a la imagen del cuerpo desnudo de una estrella no son hechos tan distintos. Ambos suponen romper el “aquí y ahora”: el libro es una teletransportación a la cabeza de otra persona, una foto “hot” es conocer íntimamente a quien jamás le veríamos la cara. La tecnología cambia las circunstancias. El consejo final dista de ser monástico: “si no saben configurar su smartphone, no se saquen fotos desnudos”.

Publicado en General | Etiquetado , | Deja un comentario

Vórtice de tiempo en calle Humboldt

humboldt

En ese borde entre Villa Crespo y Chacarita las cuadras caen a pique, como si un gigante la hubiera emprendido a hachazos contra la ciudad. Las calles corren entre las manzanas como hendiduras, y entre ellas sopla hoy el viento que parece de épocas ancestrales. Hace un frío increíble. Ocurren varios milagros a la vez: en una cortada cercana a Humboldt encuentro lugar para estacionar, no aparece nadie, veo un Peugeot 404 descapotable, y hay silencio. Todo eso, y algo más. En una casa un anciano me mira por la ventana y baja la persiana, como si yo fuera el recién llegado desde que aquel gigante delimitó la manzana. Estoy a veinte metros de la vía y parece que suena un tren a lo lejos. Existen cielos del color de las ganas de nevar? El cielo de hoy merecería ese color.

Todavía no me atrevo a dejar el auto, es temprano. La radio sigue encendida pero apenas escucho, las voces agregan algunos ergios del calor al recinto mortuorio del auto. Ya me imagino cruzando la vía por Loyola hacia los lofts de Darwin, donde está la oficina. No espero mucho de esta reunión, no me siento bien, algo pasa. Abro la puerta y salgo del auto, me animo al ridículo del gorro y los guantes.

Camino por Humboldt paralelo a la vía. La cuadra parece la misma de hace un siglo, cuando se erigieron los muros de estas casas calcadas hasta el infinito. El tiempo hizo crecer nudos en el tronco de los árboles que flanquean la vereda. Nudos como vórtices, me digo. Los árboles se inclinan sobre las casas; parecen guardianes y amenaza a la vez.

Quiero capturar el momento. Aún con la pobre cámara del celular, la foto no está mal. Tras el clic, nada afecta el silencio y el milagro persiste. Sigo mirando los nudos de los árboles, nadie pasa, y ya ni llega el ruido del tránsito, detenido tal vez en la barrera de Juan B. Justo. Una película, un milagro, caerá nieve? Toco apenas la corteza del árbol para permitir que fluya el tiempo.  Tal vez la reunión no sea tan terrible.

Publicado en General | Etiquetado | 6 comentarios